Hay algunos trucos para revivir los colores de su alfombra: Humedezca su alfombra con agua con gas, déjela secar y cepíllela. Aplique a su alfombra serrín impregnado con una mezcla de agua y amoníaco (1/10). Después de que la mezcla haya penetrado, cepille la alfombra y aspírela. En invierno, si las condiciones son adecuadas, también puede aplicar nieve dura a la alfombra y frotarla enérgicamente. Atención: el término “humedecer” se utiliza porque no debe empapar su alfombra. Además, siempre revise una esquina de la alfombra de antemano para asegurarse de que el producto o la mezcla utilizada no atacará las fibras o causará que la alfombra sangre. Para desinfectar su alfombra Un método imparable es rociarla con bicarbonato de sodio. Deje que actúe durante unos 15 minutos y pase la aspiradora.